Odontología pediátrica: cepillado dental

Los problemas priChildrensDentistry-NorthsideFamilyDentalncipales relacionados con la capacidad de producir caries de los alimentos son su composición química, su consistencia física y la frecuencia de la ingesta.

Prevención de caries:

Es imposible eliminar completamente de la dieta el azúcar pero es factible reducir la cantidad total de azúcar consumido y restringirlo principalmente a las horas de la comida.

HÁBITO DEL CEPILLADO DENTAL

El cepillado debe iniciarse coincidiendo con la erupción del primer diente, siendo necesaria la supervisión de los padres de la higiene oral hasta los 10 años de edad.

Se recomienda un cepillo con el tamaño apropiado para su dentición: cabezal pequeño y redondo, mango largo y grueso para la buena prensión del paciente que a estas edades tiene motricidad limitada.

Hoy en día no se ha encontrado en pacientes sanos la superioridad del cepillo eléctrico al cepillo manual, a menos que sean pacientes con movilidad reducida o por falta de motivación.

¿Por qué es importante la prevención en dientes temporales?

  • Ayudan a guiar la erupción adecuada de los dientes definitivos
  • Mastican más fácilmente y ganan más nutrientes de las comidas
  • Aprenden a hablar más rápido y claramente
  • Mejor estímulo de salud general
  • Confianza y atractivo personal

Ayuda para los padres:

  • Empezar siempre por las superficies labiales del maxilar superior.
  • Continuar por las superficies labiales del maxilar inferior.
  • Caras linguales.
  • Superficies oclusales (de mordida).
  • Finalizar con limpieza de mejillas y lengua.

Frecuencia

Entre dos y tres veces al día. Lo más importante es el cepillado antes de ir a dormir, ya que disminuye el flujo salival y se interrumpen los movimientos de la lengua y labios, lo que proporciona que la caries actúe con mayor facilidad.

La prevención de las alteraciones bucodentales representa actualmente uno de los mayores retos sanitarios en la sociedad actual debido a la alta incidencia de caries, enfermedad periodontal y maloclusiones, en los niños en nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas