¿Qué necesita saber sobre el cáncer de próstata?

La próstata es un órgano que se encuentra a la salida de la vejiga urinaria, rodeando la parte inicial de la uretra. La uretra es el conducto por el que se elimina la orina acumulada en la vejiga.

La función de la próstata es la de fabricar sustancias que van a formar parte del líquidos seminal.

 

¿ Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es el tercer tumor maligno más frecuente en España. Por lo tanto, es una enfermedad frecuente e importante para el varón.

En el cáncer de próstata se produce un crecimiento incontrolado de células de la propia próstata que se han alterado y transformado en células cancerosas o malignas. Estas células malignas, crecen y forman una masa o tumor maligno.

En las fases iniciales del crecimiento del tumor, el tumor maligno crece pero se mantiene en el interior de la próstata. Si se diagnóstica en ese momento, nos encontramos ante un cáncer de próstata localizado. El cáncer de próstata localizado puede no dar molestias al paciente y habitualmente se diagnostica en los controles de rutina que se hacen con el urólogo.

Si el cáncer de próstata ha crecido y evolucionado durante más tiempo, las células malignas pueden salir de la próstata y dirigirse a otras partes del cuerpo y crecer allí. Si esto ocurre, aparecerá lo que conocemos como metástasis. El paciente tendrá entonces un cáncer de próstata metastásico. Las metástasis más frecuentes en pacientes con cáncer de próstata se localizan en el hueso y en los ganglios linfáticos que hay cercanos a la próstata. Los pacientes con un cáncer de próstata metastásico tienen un tumor más evolucionado y esto hace que puedan tener molestias de diferente tipo: dificultad al orinar, sangre en la orina, malestar genera, dolor en los huesos etc.

¿ Cómo se diagnostica el cáncer de próstata?

Si el urólogo sospecha que el paciente puede tener cáncer de próstata, solicita una biopsia. La biopsia consiste en hacer una punción de la próstata para obtener varios fragmentos y analizarlos. Este análisis nos confirmará si en la próstata existen células malignas o no.

Cuando se confirma que el paciente tiene un cáncer de próstata, el urólogo debe saber si el cáncer está localizado sólo en la próstata o es un cáncer con metástasis. Esto es muy importante porque los tratamientos son muy diferentes dependiendo del caso.

Para saber si el cáncer de próstata es localizado o metastásico, el urólogo dispone del tacto rectal, análisis de sangre con PSA, información de la biopsia de próstata y también de los resultados de exploraciones como el TAC abdominal y la gamma-grafía ósea. Estas dos últimas pruebas nos dirán si hay metástasis en los ganglios linfáticos o en los huesos.

¿ Cuál es el tratamiento del cáncer de próstata localizado?

Se pueden hacer varios tratamientos con la intención de eliminar/curar el tumor:

  • Prostatectomía radical: Consiste en la extirpación de toda la próstata con cirugía. Se hace con anestesia general.
  • Radioterapia externa: El objetivo es quemar y destruir la próstata por medio de radiaciones emitidas por máquinas desde el exterior del cuerpo.
  • Braquiterapia: Consiste en quemar y destruir la próstata por medio de unas semillas radioactivas que se introducen en su interior. Este procedimiento se hace en el quirófano y con anestesia general.
  • Vigilancia activa: En casos en que exista la sospecha de que el paciente tiene un cáncer localizado de muy pequeño tamo, se puede decidir no hacer ningún tratamiento y vigilar muy de cerca al paciente. Si en algún momento las exploraciones demuestran que el tumor ha crecido, se hace tratamiento.

¿ Cuál es el tratamiento del cáncer de próstata con metástasis?

Cuando las exploraciones demuestran que el cáncer se ha extendido a zonas fuera de la próstata provocando metástasis, el tratamiento es diferente. En estas situaciones los tratamiento dirigidos sólo hacia la próstata no tienen sentido y no aportan ningún beneficio.

La terapia hormonal es un tratamiento general, que actúa sobre todo el cuerpo y su intención es paliativa. Consiste en disminuir la testosterona que fabrica el hombre, para hacer que el cáncer de próstata deje de desarrollarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *