Cardiopatía isquémica ¿Por qué es clave conocerla?

descargaLa cardiopatía isquémica, es la primera causa individual de muerte en varones y la tercera en mujeres. Se trata de una enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, las que están encargadas de proporcionar sangre al músculo cardíaco (miocardio). La arteriosclerosis es un proceso lento de formación de colágeno y acumulación de lípidos (grasas) y células inflamatorias (linfocitos). Estos tres procesos provocan el estrechamiento (estenosis) de las arterias coronarias.

Se produce una isquemia miocárdica (angina de pecho estable) o una oclusión súbita por trombosis de la arteria, lo que provoca una falta de oxigenación del miocardio que da lugar al síndrome coronario agudo (angina inestable o infarto agudo de miocardio).

Causas principales:

  • Edad avanzada.
  • Antecedentes de cardiopatía isquémica prematura en la familia.
  • Aumento de cifras de colesterol total, sobre todo LDL (malo)
  • Disminución de los valores de colesterol HDL (bueno).
  • Hábito tabáquico.
  • Hipertensión arterial.
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Características del dolor torácico:

  • Dolor de características variables: peso, presión, opresión, quemazón, generalmente de localización centrotorácico, irradiado o no a cuello, mandíbula o brazos.
  • De inicio y final progresivos
  • Duración variable entre medio a 30
  • Provocado por esfuerzos, frío, emociones, temor, ansiedad, estrés.

Tipos de cardiopatía isquémica:

  1. Infarto agudo de miocardio: Se manifiesta por un dolor en el pecho de similares características a la angina, pero se mantiene durante más de 20 minutos. Suele ir acompañado de fatiga, sudor frío, mareo o angustia. Va asociado con frecuencia a una sensación de gravedad, que los pacientes suelen manifestar. Puede ocurrir en reposo y no remite espontáneamente.

La necrosis del territorio que se queda sin riego sanguíneo es progresiva. El daño se incrementa con el tiempo y, una vez muere la porción del músculo cardíaco, es imposible recuperar su función.

Por ello, es fundamental que la persona con un infarto llegue al hospital lo antes posible. Lo ideal es que reciba atención en el transcurso de la primera hora desde el inicio de los síntomas. Cuanto antes sea atendido el paciente, mayores  posibilidades tiene de evitar daños definitivos.

  1. Angina de pecho estable o inestable: Se desencadena igual que el infarto, pero en este caso no existe una oclusión completa de la arteria coronaria por el trombo y no se ha llegado a producir muerte de células cardíacas.

El dolor de la angina se desencadena tras el ejercicio físico o las emociones y se alivia en pocos minutos con reposo o nitroglicerina sublingual.

Debe ser tratada como una emergencia, ya que hay un elevado riesgo de producirse un infarto, una arritmia grave o muerte súbita.

Tratamiento:

Es imprescindible controlar estrictamente los factores de riesgo cardiovascular y seguir controles periódicos por su médico pare prevenir la aparición de nuevos eventos.

  • Dejar de fumar.
  • Alcanzar un peso corporal ideal.
  • Realizar ejercicio físico de forma controlada..
  • Vigilar la hipertensión, diabetes y su tratamiento.
  • Dieta baja en grasas, reduciendo el colesterol con cifras de LDL menor de 70mg/dl.

En cuanto al tratamiento farmacológico, salvo contraindicaciones puntuales, todos los pacientes deben tomar ácido acetil salicílico (adiro), diariamente y  dosis bajas (100-150 mg) por su efecto antiagregante, incluso en ocasiones se administra doble antiagregación con dos fármacos (clopidogrel o ticagrelol) durante algún tiempo.

También son tratados con betabloquentes, nitratos, antagonistas del calcio, ivabradina y ranolazina.

Algunos pacientes con angina son candidatos a tratamiento de revascularización coronaria (corrigiendo esas estrecheces de las arterias del corazón), mediante cateterismo o cirugía (bypass).

REHABILITACIÓN CARDÍACA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas